Nuevo Curso Virtual de Cabalá Gratuito

Copyright ©1996-2013. Bnei Baruch. Todos los derechos reservados. Todo el material en este sitio es presentado por el Instituto Bnei Baruch para la Educación e Investigación de la Cabalá con el propósito de aportar un cambio para la humanidad y mejorarla. Por consiguiente, se permite el uso y distribución de todos los materiales, siempre y cuando no se cambie el contenido y se haga referencia a su origen.

Los Invitamos cada Miércoles al Curso de Cabalà

Los Invitamos cada Miércoles al Curso de Cabalà
"DESCUBRE LA CIENCIA QUE EXpLICA EL SIGNIFICADO DE LA VIDA" Cada Miércoles a las 19:00 Hrs.

jueves, 3 de enero de 2013

Los Siete Días De La Creación (Primera Parte)


En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Ahora, la tierra estaba informe y vacía, y las tinieblas cubrían la faz del abismo, y el espíritu de Dios cernía sobre la faz de las aguas. Y Dios dijo: "Que se haga la Luz". Y hubo Luz. Y Dios vio la Luz, que era buena, y Dios separó la Luz de las tinieblas. Y Dios llamó a la Luz Día, y llamó a las tinieblas Noche. Y hubo tarde y hubo mañana, día primero.
Bereshit (Génesis), el primer capítulo de la Torá, comienza con estas palabras que evocan una cierta imagen. Hemos escuchado varias interpretaciones de estas palabras en el nivel de Peshat (sentido literal). Sin embargo, estas sencillas interpretaciones dejan una enorme cantidad de preguntas, que carecen de lógica y de un enfoque científico. Los cabalistas lo explican de la siguiente manera:

Todos los libros sagrados hablan solamente del mundo espiritual, de la manera en la que fue creado y de cómo nuestro mundo fue creado de aquel. Además, estos libros no sólo se refieren a lo que existe, sino también enseñan a la persona a ver ese mundo.

La revelación gradual del Mundo Superior es llamada "ascenso espiritual de la persona" o "peldaños de la elevación espiritual". Varias técnicas son utilizadas en los libros para describir el mundo espiritual. La Cábala es la ciencia de la estructura del mundo Superior. Utiliza el lenguaje de los SefirotPartzufim, gráficos y dibujos para describirlo. La Torá describe el mundo Superior mediante el lenguaje cotidiano. Existe también el lenguaje alegórico y el lenguaje de las leyes. Ahora, vamos a tratar de traducir el lenguaje de la Torá en idioma cabalista.

La Torá describe la aparición del Mundo Superior, su estructura y evolución y, después, describe el proceso de nuestra creación. Pero no se trata de una persona de nuestro mundo. 

La Torá habla de la creación del deseo de recibir (llamado Alma o Adán), que tiene la meta de llenar esta creación-deseo-alma con eterno y absoluto placer. Este deseo de deleite es la única creación. Además, sólo existe el Creador. Así pues todo, a parte del Creador, no es más que diversas medidas del deseo de placer.

Lo mismo ocurre en nuestro mundo. Lo único que separa a todos los objetos entre sí es la cantidad del deseo de placer, el cual determina todas las propiedades de cada objeto. El deseo de placer se compone de cinco niveles, y estas cinco partes del deseo o creación son llamados los SefirotKéterJojmáBina,Tifferet, y Maljut. El Creador desea llenar completamente de placer a la creación hasta que la creación sienta perfección y eternidad. Esto se debe a que el Creador mismo existe en este estado, y desea otorgárnoslo.

El Creador es perfecto y el único. Al ser perfecto, Él desea otorgar la perfección, Su propia condición, a Sus criaturas. Por esta razón, la meta de la creación es alcanzar la perfección del Creador, y poder recibir lo que el Creador quiere otorgarnos.

La Cabalá no se ocupa de los acontecimientos en nuestro mundo. Investiga los sucesos en el mundo Superior, de donde descendieron todos los poderes a nuestro mundo y generaron e instigaron todo lo que sucede aquí. Al aprender Cabalá, la persona comienza a ver el mundo Superior. Es capaz de alcanzar al Creador y la manera en que Él creó el mundo espiritual. En la Cabalá, este acto se llama "El Primer día de la Creación".  En sus acciones posteriores (llamados días subsecuentes), el Creador hizo las fuerzas gobernantes del Mundo Superior. En el último acto, el sexto, del Creador (el sexto día de la creación) creó a Adán.

Ya que Adán fue el acto final del Creador, él es el propósito de toda la creación. Todo lo creado con anterioridad a él fue creado para él. Entonces, ¿cuál es el destino de AdánAdán debe alcanzar semejanza con el Creador, volverse completamente igual a Él, y regir toda la existencia y su propio destino. Es más, estamos obligados a llegar a este perfecto estado superior por nosotros mismos. Para alcanzarlo por nuestros propios medios, primero tenemos que llegar al peor estado (opuesto al estado del Creador), y después ascender por nuestra propia voluntad.

Con la ayuda de la Cabalá, la persona ve ambos mundos - nuestro mundo y el Mundo Superior - así como la interacción entre ellos. La información emana del Mundo Superior y lo convierte en materia ante nuestros ojos. Nuestra reacción a esto (que desciende desde lo Alto en forma de información), se eleva de nuevo al Mundo Superior y determina de qué manera, nuestro futuro descenderá y se materializará. Por lo tanto, el Creador (que existe en el máximo nivel), creó la creación a partir de la propiedad opuesta a Él. La llenó de Luz y, posteriormente, al vaciarla de la Luz, se redujo a la condición de "nuestro mundo".

A CONTINUAR... 

Etiquetas

Abraham (3) Academia de Cabalá (43) Adam (20) Alegría (7) Alma (46) Altruismo (2) Ambiente (13) Amor (44) Artículo semanal (91) Artículos (185) Atzilut (4) Avanzado (28) Baal HaSulam (55) Babilionia (6) Bina (1) Cabalistas (63) Cabalá (365) Cambio (4) Carencia (4) Caricatura y humor (9) Ciencia (33) Conceptos básicos de la Cabalá (131) Conexión (106) Conexión. (9) conferencias (26) Congresos (109) Consejo diario (104) Corrección (87) Creación (50) Creador (156) Crisis económica (30) Cuerpo (5) Curso (13) Cursos gratis (27) de Cabalá (1) Definición diaria (35) demia de Cabalá (1) Depresión (1) Desarrollo Espiritual (87) Deseo (93) Diseminación de la Cabala Mundo (11) Diseminación de la Cabala Estudio de la Cabalá (8) Diseminación de la Cabala Mundo (3) Educación (55) Educación integral (9) ego (10) Egoismo (31) Egoísmo (25) Ein Sof (2) Entorno (23) Equilibrio (7) Equivalencia en forma (10) Escalera (1) Esfuerzo (1) Espiritualidad (179) Estudio de la Cabalá (124) Familia (39) Faraón (2) Fe (6) Festividades (18) Filosofía (2) Formación integral (1) Frases (8) Garantía mutua (4) Gratitud (1) Grupo Espiritual (61) Hebreo (1) Hombre (7) Humanidad (24) imágenes (19) Infinito (1) Intelecto (12) Intención (32) Israel (18) Jojma (2) Kabbalah (63) Kelim (17) Kli (39) Laitman (14) Lecciones diarias (22) Lecciones diarias de Cabalá (110) Lenguaje (6) ley Superior (13) Libre Albedrío (12) Libros (28) Lishma (5) Llenado (3) Luz (87) Líneas (6) Majsom (7) Maljut (17) MaN (1) Mandamientos (1) Masaj (19) Materiales originales (58) Medicina (1) Miedo (1) Misericordia (1) Mitzvot (4) Mujeres (47) Mundo (114) Música (22) Naturaleza (18) Niños (45) Noticias (133) Ocultamiento (11) Oración (12) Otorgamiento (69) Pareja (22) Partzuf (9) Pecado (2) Pensamiento (10) Pensamiento Semanal (17) percepción (49) Perdón (1) Plegaria (18) Pláticas (9) Preguntale al Cabalista (74) Providencia (3) Punto en el corazón (20) Rabash (21) Ramas y Raices (4) Re-encarnación (8) realidad (24) Recepción (21) Reflexión diaria (42) relaciones humanas (39) Religión (6) Reshimot (16) Rezo (2) Sabiduría (12) Sefirot (26) Sensación (20) sentidos (10) Sentimiento (1) Shamati (20) Sistema (30) Sufrimiento (16) Temor (1) Tiempo (7) Torá (13) Trabajo Espiritual (68) Unión (129) Vasija (27) Videos (159) Zohar (64) árbol de la vida (3)

Seguidores